Pedal buffer de tamaño mini. Lo que hace este pedal es convertir la impedancia de nuestra guitarra (que habitualmente es bastante alta) en otra mucho más baja, idónea para los pedales que vienen a continuación.

Muchos pedales del mercado llevan un buffer incorporado, con lo que en muchos casos, no es necesario comprar uno. Pero para el resto de pedales, es recomendable contar con un buffer que nos ayude a conservar la calidad de la señal, sobretodo si usamos cables de instrumento largos y la cadena de efectos también tiene muchos pedales.

El buffer de Kowka mide 51x51x31mm y necesita 9V DC (alimentación no incluida).

 

Demo del buffer de Kowka con diferentes cables

Puede que te interese esto:

16 otros productos en la misma categoría: